Sábado 12 marzo – Asamblea abierta movilizaciones primavera Marchas Dignidad

Desde la Coordinadora de Madrid de las Marchas de la Dignidad os queríamos invitar a debatir con nosotrxs las próximas movilizaciones a lo largo de este curso que comienza ahora.

La asamblea a la que os invitamos tendrá lugar el próximo sábado 12 de marzo en el comedor de la iglesia San Carlos Borromeo situada en la calle Perioncely número 2 a las 11:00.

Desde nuestro debate interno estamos convendidxs de la necesidad de abrirnos hacia otros colectivos con los que concurrimos en las movilizaciones populares, en los barrios, en los pueblos, en los centros de trabajo, universsidades y enseñanzas medias. En definitiva en la calle.

De cara a las próximas movilizaciones que hay ya calendarizadas queríamos unirnos (una vez mas) junto a todxs vosotrxs, a seguir creando tejido social para conseguir ese poder popular que nos permitirá romper de una vez con el régimen del 78 y darle una vuelta a este sistema que nos esclaviza y destruye para el beneficio de unxs pocxs.

Os esperamos a todxs para poder seguir trabajando y avanzando juntxs.

COORDINADORA DE MADRID DE LAS MARCHAS DE LA DIGNIDAD.

Anuncios

La lucha es el único camino

Descargar manifiesto

PAN, TRABAJO, TECHO Y DIGNIDAD

NO AL PAGO DE LA DEUDA

Derogación contrarreformas laborales, fuera leyes represivas, reversión privatizaciones servicios públicos, no a la OTAN, ni un euro para la guerra.

Tras un año repleto de citas electorales y de ilusiones acerca de que votando a una determinada opción política se resolverían los gravísimos problemas de la clase obrera y del pueblo trabajador, las Marchas de la Dignidad plantean que, sea cual sea el próximo gobierno, los grandes poderes económicos parapetados tras la UE y el FMI obligarán – como han conseguido en Grecia – a imponer nuevas contrarreformas laborales, más recortes de las pensiones, y más degradación y privatizaciones de los servicios públicos.

LA ÚNICA OPCIÓN FAVORABLE AL PUEBLO ES ENFRENTAR A LA TROIKA Y A QUIÉNES PRETENDEN NEGARNOS EL DERECHO A LA VIDA MEDIANTE LA LUCHA ORGANIZADA DEL PUEBLO TRABAJADOR.
Las Marchas de la Dignidad están calentando motores para preparar las próximas movilizaciones con el objetivo de denunciar el robo de las conquistas sociales de las clases populares y decir bien alto que no estamos dispuestos a tolerar otra cosa que la derogación de las Leyes y Tratados que amparan el latrocinio. Para las Marchas de la Dignidad la movilización es la acción de unidad popular más enérgica que exige revertir las políticas de sufrimiento y recortes impuestas por la Troika, la recuperación de todos los derechos ciudadanos y la transformación política y social.
Después de las últimas movilizaciones toca volver a salir a las calles. Nada ha cambiado. Las consecuencias de la crisis se siguen agudizando con las políticas de recortes impuestas por la Troika contra la mayoría social trabajadora.

El mensaje de salida de la crisis que ha difundido el Partido Popular es pura propaganda y no se corresponde para nada con nuestra realidad diaria. La crisis del capitalismo es general y no ha hecho más que empezar. Y sus únicas “soluciones” son incrementar el robo a la clase obrera mediante la explotación y robar materias primas mediante la guerra.

Mientras la corrupción impregna todas las instituciones, empezando por la Casa Real, nos están dejando sin trabajo, sin casa, sin sanidad, sin pensiones, sin educación, sin estudios, sin futuro y sin vida.

Se regalan cientos de miles de millones a la banca que se transforman en deuda pública y que pagamos las trabajadoras. El Pago de la Deuda a estafadores y especuladores está consagrada como prioridad absoluta por el artículo 135 de la Constitución. Hay una total subordinación de los servicios públicos, las pensiones, los derechos laborales y la soberanía de la mayoría social a los dictados de la UE, del BCE y el FMI, mediante el Tratado de Estabilidad de la Zona Euro y la Ley 2/2012.

El Régimen del 78, empezando por la Monarquía, empieza a descomponerse y ya es imposible seguir ocultando que su Constitución no garantiza los derechos y libertades, ni de las personas, ni de los pueblos y naciones del Estado.

Pretenden condenarnos. La única salida que nos ofrecen es seguir manteniendo los beneficios de los mismos que nos han llevado a este estado de excepción social, cerrando empresas, dejando a sus trabajadores en la calle, adueñándose de nuestras viviendas y servicios públicos y reduciendo nuestras pensiones.

Las tasas de paro son escandalosas y son más patentes en las mujeres, que ganan casi un tercio menos, y en la juventud, con tasas superiores al 50% y decenas de miles en la desesperación o el exilio. Cerca de tres millones de personas carecen de cualquier tipo de ingreso. Y las más pobres de todas son las trabajadoras inmigrantes. Y entre quienes tenemos empleo, somos millones los trabajadores pobres por obra de las contrarreformas laborales que masifican la precariedad laboral.
Y como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo. Las distintas leyes, como la “mordaza” o las “antiterroristas” les sirven para encarcelarnos y recortar derechos y libertades. Su única respuesta es intentar silenciar la voz de los pueblos que sufren y a los que empobrecen como medio para la dominación y explotación.

Las intervenciones de la OTAN en distintos puntos del mundo son las responsables del drama de los refugiados. Generan guerras imperialistas y usan nuestros impuestos para financiar la masacre de otros pueblos. Lo único que se les ocurre es reprimir y negar los derechos básicos a quienes huyen de sus guerras, ahora utilizando la OTAN contra ellos.

¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando?, es hora de organizarse, de retomar las calles, de ponerse en pie y decir ¡Basta!. Solo la organización y la lucha podrán abrirnos las puertas de un mañana mejor.
Nuestro Programa es éste:

 

  • No pagar la Deuda, ilegal, ilegitima y odiosa. No a la Europa del Capital.
  • Romper con el Régimen de 1978 e iniciar un proceso constituyente que elimine la Monarquía, proclame la Amnistía para todas las personas represaliadas por motivos políticos y sociales y establezca el derecho a decidir de las personas, los pueblos y las naciones del Estado en los aspectos que atañen a su vida y futuro.
  • Garantizar el trabajo y salario digno con empleo estable. Derogación de todas las reformas laborales que instalan y masifican la precariedad. Por el derecho a la renta básica.
  • Todas las personas, vengan de donde vengan tendrán los mismos derechos. Ningún ser humano es ilegal.
  • Revertir todas las privatizaciones y asegurar servicios públicos de calidad para todas las personas.
  • Paralizar inmediatamente todos los desahucios. Garantizar a todas las personas el derecho a la vivienda y los servicios básicos de luz, agua y gas.
  • Defender los derechos de la mujer y luchar contra la violencia de género.
  • Asegurar un futuro digno a la juventud que no le obligue al exilio o la migración.
  • Oponernos a todo tratado entre gobiernos y trasnacionales contra los derechos sociales. No al TTIP.
  • Preservar la naturaleza de la especulación y la depredación capitalista.
  • Salida de la OTAN y desmantelamiento de las Bases, Ni un euro para la guerra.
  • Gestión democrática directa y elección y revocación de representantes para administrar todo lo que concierne a la colectividad.

Madrid, marzo de 2016

Descargar manifiesto